91.056.29.32 info@formaeducate.com

La asignatura
Mindfulness: atención plena en el universo emocional
ha sido reconocida en el currículo de Andalucía como asignatura
obligatoria, curricular y evaluable.

Nadie pone en duda que la educación tal y como se entendía está experimentando un cambio cualitativamente trascendental que no sabemos aún a ciencia cierta hacia donde se dirige.

Lo que antes eran aulas herméticas y estructuradas según índice de los libros de texto oficiales se están convirtiendo en clases en espacios abiertos organizadas en base a proyectos y donde el alumno tiene cada vez mayor peso en el trabajo de los contenidos.

Sí es verdad que algunas de estas medidas no están convenciendo a toda la comunidad educativa e incluso están cosechando muchas opiniones en contra, como es el adelanto de los exámenes de septiembre al mes de junio, tema que para algunos trae aspectos positivos y para otros solo negativos.

Lo que nadie pone en duda es que en una sociedad globalizada que en último extremo podría causar la enajenación de sus ciudadanos, el deporte mental y la salud emocional están cobrando mayor peso para proporcionar a nuestros alumnos herramientas con las que seguir trabajando el ámbito emocional de la persona.

Este es el caso del Mindfulness aplicado a la educación que en algunas comunidades autónomas, como Andalucía, se ha convertido incluso en asignatura curricular.

¿En qué consiste esto del Mindfulness aplicado a la educación?

A grandes rasgos, es una asignatura fruto de la fusión del yoga con técnicas de meditación que busca, como así figura en sus objetivos generales, proporcionar al alumno técnicas y habilidades para desarrollar la atención, la observación, la escucha, el silencio, la mirada hacia el interior, aprender a  vivir en el presente y gestionar los pensamientos y emociones con aceptación y sin juicios para tomar conciencia del momento presente, el aquí y el ahora.

¿Qué puede aportar esta milenaria técnica al ámbito de la educación?

Entre otras muchos aspectos positivos, proporciona al alumno un suficiente conocimiento de sí mismo para poder afrontar los problemas que en el día a día del proceso de escolarización se le presentan: exámenes, falta de concentración y motivación, autoestima favorable, capacidad de razonamiento y análisis.

Cosas que en su futuro yo adulto sin duda apreciarán y sacarán ventaja a la hora de enfrentarse a otro tipo de dificultades y obstáculos.

¿Quieres asistir a alguna de nuestras sesiones?

Llámanos al 680 37 50 57 y te diremos como hacerlo. Al alcance de tu mano.