¿Qué es el código Morse?

“Es el Código o sistema de comunicación que permite la comunicación telegráfica a través de la transmisión de impulsos eléctricos de longitudes diversas o por medios visuales, como luz, sonoros o mecánicos. Este código consta de una serie de puntos, rayas y espacios, que al ser combinados entre si pueden formar palabras, números y otros símbolos”.

El primitivo aparato con que se transmitían los mensajes en este código se inventó en 1844 por Samuel Morse, de quien tomaron el nombre. Ese aparato constaba de una llave telegráfica de transmisión, que hacía las veces de interruptor de la corriente eléctrica y un electroimán como receptor de los puntos y las rayas. Cada vez que la llave se oprimía hacia abajo con los dedos índice y medio se establecía un contacto eléctrico que permitía transmitir los puntos rayas del código Morse. 

El código Morse es difícil de aprender, por lo que para facilitar su aprendizaje se suele utilizar una regla mnemotécnica, es decir,  una oración corta que ayuda a recordar y asociar conceptos, fechas, etc.

Esta regla en resumidas palabras consiste en en asignar a cada letra una palabra clave determinada, que comienza con la letra que se quiere recordar. Luego basta con sustituir cada vocal de la palabra clave por un punto o una raya según la siguiente regla.

¿Por qué hay un día dedicado a ello?

Porque realmente fue un invento demasiado valioso para la época. Y sobre todo para el avance de las comunicaciones, tal y como las conocemos a día de hoy.

Antes de la invención del Código Morse, los mensajes eran escritos a mano y su entrega se realizaba a caballo. El Código Morse ha transformado la manera de comunicarnos entre nosotros y, en su tiempo,era la manera más rápida de transmitir información a larga distancia.

Gracias al código Morse fue posible que los buques en el mar se pusieran en contacto a larga distancia utilizando señales de luz. 

Durante la Segunda Guerra Mundial, este código tuvo una importancia vital como herramienta para agilizar la comunicación.Los barcos de guerra fueron capaces de comunicarse con sus bases y transmitir datos importantes entre sí.

¿Y actualmente sigue existiendo?

¡Por supuesto que sí!
Es verdad que ha perdido la fuerza que tuvo a principios del siglo XIX, pero es algo que marcó un antes y un después.

Y que muchos “nostálgicos” siguen queriendo aprender y siguen utilizando en ámbitos muy estrechos.

En la actualidad tiene aplicación casi exclusiva en el ámbito de los Radioaficionados, siendo exigible frecuentemente su conocimiento para la obtención de la licencia de radioperador aficionado hasta el año 2005.

También se utiliza en la aviación instrumental para sintonizar las estaciones VOR, ILS y NDB. 

En las cartas de navegación está indicada la frecuencia junto con una señal Morse que sirve, mediante radio, para confirmar que ha sido sintonizada correctamente.

Tres curiosidades sobre los mensajes en Código Morse:

  1. A pesar de que el Titanic fue la primera embarcación en enviar un mensaje en clave morse, nada se pudo hacer para evitar su hundimiento y con él, la pérdida de muchas vidas.
  2. En el año 1966, los Estados Unidos fueron testigos de una entrevista transmitida en vivo del piloto Jeremiah Denton, quien fue capturado en plena guerra de Vietnam y gracias al código morse, pudo denunciar que estaba siendo torturado sólo con el movimiento de sus párpados.
  3. El código morse también podía ser empleado para realizar señales sonoras y luminosas. Es tanto así, que durante la década de los 90 se lograban ver imágenes en los dibujos animados mostrando como se comunicaban los personajes a través de las paredes o de los asientos usando este medio de comunicación.

¿Te apuntarías a estudiar este difícil pero emocionante código “secreto”?